Por Comisión de Accesibilidad. Cad 2. Colegio de Arquitectos de Rosario

Es un dato certero que durante el proceso del envejecimiento de las personas (fenómeno irreversible, continuo y universal), entre el 30% y el 40% de los Adultos Mayores de 60 años de la Argentina, tienen una o más discapacidades. Ellos para seguir viviendo sin riesgos de ser excluidos física y socialmente, requieren espacios accesibles.

Los seres humanos nos desenvolvemos e interactuamos en espacios que están geográfica, histórica, social, cultural y económicamente determinados. Estos espacios constituyen el Hábitat humano que según su localización puede ser urbano o rural. Hablar de Hábitat refiere el entorno donde los seres humanos desarrollan sus actividades, y comprende no solo a la vivienda sino también a la infraestructura que sirve a la misma (por redes o no): agua potable, electricidad, gas, telefonía, televisión por cable, desagües pluviales y cloacales, pavimento, alumbrado público, recolección de residuos, etc.  Así también comprende a los equipamientos sociales: salud, educación, cultura, recreación, comercio, turismo y además todos los sistemas de transporte y comunicaciones.

La Argentina es un país demográficamente envejecido se ubica casi con un 14%, y se lo proyecta hacia un 16% en los próximos 20 años; como dato técnico se considera que la población de otros países de más de 60 años está en el rango del 7 % de su población total… la población de ese rango en Argentina de más de 60 años es de aproximadamente 5.000.000 de personas; siendo los mayores de 80 años aproximadamente 755.000, para el año 2025, se proyecta un número de 1.307.000, es decir, un aumento de casi el 75%.

Por otra parte, el 92% de los Adultos Mayores vive en ciudades, ratificando el hecho de que la Argentina es un país altamente urbanizado. La Ciudad Autónoma de Buenos Aires, tiene el 23,5% de su población ya mayor de 60 años, y para dentro de un año, se alcanzaría el 25%.

Otros estudios han mostrado que el 80% de los Adultos Mayores son propietarios de sus viviendas, que el 73,5% son casas, el 18,5% son departamentos y el 8% restante son distintas formas de vivienda.

Estos valores muestran que viven en sus comunidades, dentro de sus ciudades. Pero su presencia en el espacio público no es tan importante como su cantidad total representa.

¿Cuáles son los motivos de esta presunta “invisibilidad de la vejez”?

¿Por qué tienen problemas de Accesibilidad física en las ciudades?

¿Por qué planteamos que deben existir Ciudades Accesibles?

Las ciudades son la expresión física de la sociedad

-El sociólogo urbano Henry Lefebvre expresaba que la ciudad es la proyección de la sociedad global sobre el terreno.

-El arquitecto y urbanista argentino David Kullock dice que “la ciudad no es un mero espacio físico, sino que es un espacio socio-económico y político-cultural, donde se enfrentan lógicas contradictorias”. No cabe duda que de la manera en que el ser humano se apropia del espacio en que habita, hace a su identidad, en toda la dimensión de lo que esto implica. Así, los espacios habitados por los AM reflejan su inserción social.

Dice la arquitecta Silvia Coriat que “ciudades y viviendas no accesibles son los lugares donde viven los ancianos que han sido despojados de un futuro construido por ellos mismos”.

Por esto debemos responder profesionalmente a esta franja etaria en forma precisa e inclusiva beneficiando a una población que refiere a nuestra propia historia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here